Monasterio-Parador de Santo Estevo

En el corazón de la Ribeira Sacra, donde se encuentran los ríos Miño y Sil, se esconde el Monasterio-Parador de Santo Estevo.

El Monasterio de Santo Estevo es uno de los conjuntos más destacados del patrimonio monumental de Galicia. Fue construido entre los siglos XII y XIII.

En el año de 921 el Rey Ordoño II de Galicia concede al abad Franquila el territorio ruinoso y abandonado de Santo Estevo para que edifique una basílica o monasterio. La iglesia presenta planta basilical, espaciosa y proporcionada, la fachada es de finales del siglo XVI o XVII. En la parte superior existe un sencillo óculo que da luz al interior y remata en una hornacina dentro de la cual esta la imagen de San Esteban.

La fachada del monasterio, es de estilo barroco, construido en 1736. En ella podemos ver entre columnas dos imagenes de santos: San Benito y San Vicente.

Al entrar al monasterio nos encontramos con el claustro de los caballeros. Es de gran amplitud y dimensiones, destacando la gran cristalera que ocupa uno de los laterales, fruto de la restauración del monasterio.

La belleza y monumentalidad del edificio han hecho que fuese declarado Monumento Histórico Artístico en 1923.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *